Deber del propietario

Los propietarios de tierras tienen diferentes grados de responsabilidad antes las diferentes clasificaciones de las personas que ingresan a su propiedad. Hay tres clasificaciones principales de personas que la ley reconoce: invitados, licenciatarios e intrusos.

Los invitados – Un invitado es una persona invitada a la propiedad por razones de negocios, tales como clientes de un negocio y solicitantes de empleo. Los dueños de propiedades deben el mayor grado de cuidado a los invitados para asegurarse de que estén a salvo de peligros. Lo que esto significa que el dueño de la propiedad no sólo tiene el deber de reparar y corregir los peligros conocidos – sino que también tienen la obligación de inspeccionar razonablemente, descubrir y corregir peligros desconocidos en aquellas áreas de las instalaciones que no están obviamente o claramente etiquetadas “ fuera de los límites.”

Estos principios legales simplemente significan que el dueño de la propiedad o el dueño de la tienda tiene el deber de tomar las medidas razonables para garantizar que el entorno es seguro para los clientes. Desafortunadamente, no hay forma precisa de medir lo que es razonable. La ley define “razonable” como lo que una persona de inteligencia y juicio común haría bajo las mismas circunstancias. Esta norma está abierto a una amplia interpretación por parte de un jurado.

Ejemplo: Se espera que el propietario de una empresa se asegure de que las escaleras en su propiedad comercial estén limpias y seguras. Es razonable esperar que se realicen controles regulares, mantenimiento y limpieza. Sin embargo, es razonable esperar que una persona vigile todo el día para asegurarse de que nada se derrama o se rompa.

Licenciatarios – Un licenciatario es un invitado sociales, permitido en la propiedad para fines sociales. los propietarios deben garantizar que las condiciones sean seguras para los licenciatarios, aunque el grado de cuidado es menor para los licenciatarios que para los invitados. A diferencia del caso de los invitados, donde el dueño de la propiedad tiene la obligación de inspeccionar y descubrir peligros desconocidos, donde los licenciatarios están involucrados, el propietario sólo está obligado a tomar las precauciones razonables para protegerlos de los riesgos peligrosos que el titular de la propiedad conoce.

Intrusos – un intruso es alguien que no está autorizado para estar en una propiedad determinada. Los propietarios no están obligados a proteger a los intrusos que se invaden sus tierras sin permiso. La responsabilidad del propietario en este caso se llama “zero duty”, aunque no puedan herir intencionalmente a los intrusos.

Niños invadiendo propiedad – se aplica una regla diferente cuando hay niños involucrados en la invasión de propiedad. En el caso de los niños que deambulan en una propiedad sin autorización, los propietarios tienen el deber de asegurarse de que su propiedad sea segura. La lógica detrás de esta exención es que los niños a veces son ingenuos antes los peligros de la propiedad, y de hecho, podría ser atraídos a investigar las condiciones peligrosas, como un pozo abandonado, una piscina, o maquinaria pesada. Estos peligros potenciales se conocen como “molestias atractivas.”

Si usted o un ser querido ha sido lesionado en un accidente de resbalón y caída, llame a Loncar & Associates ahora al 1.800.285.HURT o haz clic aquí para enviar un formulario de caso simple . No tardes! Puede tener un reclamo válido y tener derecho a indemnización por sus lesiones, pero se debe presentar una demanda antes de que expire el plazo de prescripción.